Google+
El Malpensante

Entrevistas

Mirar por la rendija

Un diálogo con Mircea Cartarescu y Cristian Patrasconiu

Uno de los frecuentes candidatos al Nobel confiesa su necesidad de llevar diarios, esos cuadernos por donde se cuela la luz.

                                                                  Ilustración de Cigarra Entinta

 Traducción del rumano de Miguel Ángel Gómez

Esta entrevista del periodista y profesor rumano Cristian Patrasconiu, con el reconocido novelista, poeta y ensayista Mircea Cartarescu, fue publicada en la revista Orizont con el título original “Secrete stiute, secrete nestiute” (“Secretos conocidos, secretos desconocidos”), a propósito de la aparición del cuarto volumen de los diarios de Cartarescu, Un om care scrie. Jurnal 2011-2017 (“Un hombre que escribe. Diario 2011-2017”). Mircea Cartarescu nació en 1956 en Bucarest, Rumania. Egresado de la Facultad de Lengua y Literatura de la Universidad de Bucarest, dio el salto a la narrativa con Nostalgia (1993), que se abre con el cuento “El ruletista”, traducido al castellano y publicado de modo independiente por Impedimenta, en 2010. Siguió con Lulu (1994) y con su monumental trilogía Cegador (1996-2007), cuyo primer volumen acaba de publicarse en español con el título de El ala izquierda.

Entre las obras de Cartarescu traducidas al español se destaca El Levante (1990, Premio de la Unión de Escritores Rumanos), poema escrito en plena dictadura de Ceausescu y publicado en español en 2015; también la novela Solenoide, escrita en 2015 y vertida al castellano en 2018, traducción recibida con mucho entusiasmo en el mundo hispanohablante.

Hasta hoy, la Editorial Humanitas de Bucarest ha publicado cuatro volúmenes de los diarios de Cartarescu: Jurnal I, 1990-1996 (2001), Jurnal II, 1997-2003 (2005), Zen. Jurnal 2004-2010 (2011), y el mencionado Un om care scrie. Jurnal 2011–2017 (2018). Para el escritor rumano, el diario es su piel de reserva, una envoltura escritural que alivia. A menudo, su verdadera piel le pesa como una escafandra y, según afirma, “entonces me lo quito y visto este tatuaje de palabras”. Los diarios sobre los cuales trata esta conversación aún no han sido traducidos al español, pero vale la pena conocer los puntos de vista...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Jairo Fernández Fernández

Buenas tardes, soy suscriptor. ¿Cómo hago para ver el contenido digital?

Su comentario

Cristian Patrasconiu

Editor de la revista LaPunkt. Se ­graduó de ciencia política en la Universidad de Vest de ­Timi?oara y es profesor de literatura comparada en la Universidad de Bucarest.

Febrero 2019
Edición No.204

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Palíndromos gastronómicos


Por Juan David Giraldo


Publicado en la edición

No. 206



. [...]

La irresistible canción de los expatriados


Por Sinar Alvarado


Publicado en la edición

No. 205



La música sirve como consuelo del hogar abandonado y distante y, si es lo suficientemente buena, hace que los nuevos vecinos miren con mejores ojos al recién llegado. En el caso de los c [...]

Instrucciones para escribir un cuento de Marvel Moreno


Por Lina Alonso


Publicado en la edición

No. 204



Sígalas y tal vez pueda convertirse en protagonista de la próxima polémica literaria. [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores