Google+
El Malpensante

Crítica

Una completa guía turística de Noruega

Traducción de Mariann Soto

Visiten el bello país de los fiordos, donde se acuñó la expresión “desarrollo sostenible”. Una petrocracia cuyo último producto contaminante es el “salmón salvaje”.  

 

 Ilustración de la plataforma petrolera spar Aasta Hansteen, que entró en funcionamiento en diciembre de 2018. 

 

01

Noruega solía ser un país pobre y escasamente poblado, ubicado en los suburbios de Europa. Los visitantes que venían del continente eran pocos, pero algunos escribieron acerca de la exótica experiencia. En el siglo XIX, muchos viajeros hablaban sobre el atraso de los noruegos, en especial si eran lo suficientemente intrépidos para viajar a través de las montañas y los valles del interior. Por ejemplo, el oficial británico William Henry Breton pintó un cuadro bastante sombrío en su libro Scandinavian Sketches. Or, a Tour in Norway (1835), en el que Noruega era un lugar asolado por la pobreza, cuyos habitantes convivían entre plagas, enfermedades, embriaguez y endogamia; los aldeanos dormían junto a sus animales en cabañas pequeñas y llenas de humo; eran personas inactivas y casi nunca viajaban a otros lugares, ni siquiera al valle más cercano; las noticias que provenían de Europa tardaban años en llegar, y no abundaban las invenciones modernas. Breton tuvo la sensación de haber viajado en el tiempo, hacia un estancado pasado primordial.

Incluso cincuenta años después, a finales del siglo XIX, las fotografías de las personas que vivían en estas regiones sorprenden por su aspecto primitivo: miran hacia el lente con ojos feroces, como gente que solo sigue sus propias leyes ancestrales. Cualquiera podría pensar que fueron tomadas en algún valle remoto de Albania.

Noruega podía ser un país pobre, pero sus habitantes eran descritos como personas orgullosas, amables y generosas con los forasteros. Muchos de estos visitantes iban deliberadamente a lugares remotos y exóticos para explorar algo que en verdad fuera diferente. No reportaban mucho de la costa noruega, porque era muy similar a otras áreas litorales de Europa: bien conectada e integrada en la civilización europea. Hace mil años, las personas que vivían a lo largo de estas costas se adentraron en Rusia, y fueron al Medio Oriente y a Norteamérica. Desde la temprana Edad Media, una ciudad como Bergen creció de manera considerable, en su tamaño y riqueza, debido a la exportación de pescado. La abundancia del mar...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

roberto lobelo

Seria preocupación para el ambiente planetario, si un país como noruega permite estas actividades devastadoras.

Su comentario

Morten A. Strøksnes

Colabora constantemente con distintos medios noruegos. Su libro Habvoka (2015), publicado en español como El libro del mar por la editorial Salamandra, fue galardonado con el Premio Brage y el Premio de Literatura de la Crítica Noruega.

Junio 2019
Edición No.208

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Viajeros


Por Nayelli Saavedra


Publicado en la edición

No. 210



. [...]

Palíndromos gastronómicos


Por Juan David Giraldo


Publicado en la edición

No. 206



. [...]

La continuidad del barro


Por Paul Brito


Publicado en la edición

No. 209



Elemento esencial en las  indumentarias de este especial, en el barro el artista Felipe Cuéllar encontró la plasticidad necesaria para sus creaciones, “a medio camino entre el [...]

Lo que el abrazo abarca


Por Juan Miguel Álvarez


Publicado en la edición

No. 202



Una mujer desplazada por la guerra coincide con un exparamilitar en un centro de reconciliación del Caquetá. Ahí donde también se suman ahora exguerrilleros, se miran, se m [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores