Google+
El Malpensante

Viajes

Bitácora

Un recorrido por los parajes que visitó Ruven Afanador mientras tomaba las fotos que componen este especial.

CARNAVAL DE BARRANQUILLA

 

 

Conozco a Ruven hace más de siete años. Hemos trabajado juntos en diferentes proyectos. Para empezar a entender su estructura de pensamiento, por ejemplo, sirve fijarse en la manera en que responde a las preguntas. A veces me pide cosas de una forma en que me invita a interpretar lo que él se está imaginando. Por ejemplo, si le pregunto:

–Ruven, ¿cómo quieres que quede este proyecto?

Lo más normal es que me conteste:

–Bien hecho.

–¿Algo más?

–Sí, que quede elegante, que sea generoso y “se sienta”.

Si bien su forma de hablar puede parecer curiosa, al mismo tiempo es muy diciente. Para mí, representa un reto, pues deja un espacio para la creación.

A mediados de septiembre de 2016 nos acercamos a ProColombia con la idea de que Ruven hiciera una campaña para Marca País. Estábamos averiguando qué necesitaban, qué habían pensado ellos para las fotos de su siguiente campaña, y nos mostraron un trabajo prácticamente hecho. Nos dijeron, más o menos:

–Queremos que la foto de Bogotá tenga tres planos. Que en el primer plano esté un hombre joven bailando con una mujer. En el segundo, que se vean las montañas, y en el tercero el páramo al fondo.

Inmediatamente nos dimos cuenta de que nosotros no tendríamos cabida en un proyecto con una idea tan establecida, pero entonces nos dieron espacio para proponer otra cosa desde cero.

–¿Qué necesitamos? –le pregunté a Ruven.

Y él, fiel a su curiosa forma de hablar, me dijo:

–Que se sienta alegre, que se sienta el espíritu. Quiero a los representantes más importantes del talento nacional, el futuro de la música y el movimiento.

Así fue como empezamos a armar la maqueta de un proyecto que explora el concepto de “sabrosura”, un documento en formato de libro que pudiéramos presentarle a ProColombia como contrapropuesta de campaña. Pensamos en dos ideas que desarrollamos visualmente: “psicodelia popular” y “trópico perpetuo”. La primera es la manifestación del alma de un pueblo que persiste ...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Danielle Lafaurie

Estudió diseño industrial y literatura en la Universidad de los Andes, pero se dedica al diseño de modas junto a su madre, Olga Piedrahita. Tiene un interés innato en la dirección ejecutiva de proyectos creativos.

Julio 2019
Edición No.209

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Metal, Viscoso animal


Por Juan Miguel Álvarez


Publicado en la edición

No. 204



Los habitantes de un pueblo en el Nordeste antioqueño insisten en que la explotación del oro con mercurio no es tan mala como la pintan, mientras las multinacionales ganan hectáre [...]

Raúl le aúlla a la luna


Por Fernando Herrera Gómez


Publicado en la edición

No. 204



Sobre Gómez Jattin [...]

La muerte de un funcionario público


Por Anton Chejov


Publicado en la edición

No. 202



Lean este cuento con una bufanda puesta [...]

Las hormigas


Por Germán Téllez


Publicado en la edición

No. 211



Un arquitecto que ha dedicado su vida a proteger el patrimonio construido alerta sobre cierta peste omnipresente: los turistas, capaces de inmolarse y destruir lo que haya a su paso con tal de tomarse [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores