Google+
El Malpensante

Artículo

Bienvenidos al circo gastronómico

Poder, publicidad y cocina

Traducción de Mariann Soto y Karim Ganem Maloof

En otras latitudes, una observadora privilegiada, metida de lleno en el mundo de los fogones y los diarios, hace un análisis de cómo los chefs pasaron de cocinar platillos a preparar discursos, y de estar ocultos en las cocinas a ser las caras más reconocidas de Instagram.

Ilustración de Pathosformel.

 

N. J. Soler es un enfermero de cuidados intensivos, de 33 años, con una predilección por las camisas ajustadas de diseños florales, el pelo partido en una raya tan recta que podrías encontrar el norte con ella, y una perspectiva decididamente positiva de la vida. También es el autor de lo que él llama un “diario en línea”, en donde escribe sobre sus aventuras comiendo en restaurantes de alta cocina, cosa que llamó la atención de los World’s 50 Best Restaurants. En 2016, la organización, reconocida sobre todo por su ranking anual, lo reclutó entre sus llamados taste hunters. Hoy en día él, a cambio de recibir invitaciones y tener visibilidad, viaja por el mundo cenando en aclamados restaurantes y etiquetando las fotos que toma con los hashtags #50Best y #50BestTasteHunter. En otras palabras, Soler es más que un influencer; es la personificación de este momento peculiar de la historia culinaria, cuando incluso las entidades que existen para promover restaurantes tienen sus propios promotores.

Conocí a Soler en Bangkok en octubre de 2017. Ambos fuimos invitados a la capital tailandesa por el chef Gaggan Anand, aunque en mi caso la invitación realmente me llegó de Manuela Fissore y Marko Kovac, que actúan como una especie de equipo independiente de relaciones públicas. En nuestro grupo había tres presidentes del jurado de la organización de 50 Best –que en 2016 había declarado a Anand como el mejor chef de Asia y el séptimo del mundo–. También estaban presentes otros dos periodistas (uno que, valga la pena decirlo, es votante de los 50 Best) y dos taste hunters más. Volamos a Bangkok en clase ejecutiva, nos alojaron en un hotel de cuatro estrellas y nos agasajaron con recorridos por mercados, visitas a templos y tratamientos de spa. El propósito manifiesto del viaje era asistir a una cena especial que Anand prepararía junto a Vladimir Mukhin, cliente a su vez de Fissore y Kovac, aunque mientras estuvimos en Bangkok también cenamos en los otros tres restaurantes de Anand y en el laboratorio que el chef conserva en Gaggan, su restaurante principal. Fue un gran despliegue de hospitalidad y, junto con las otras cenas a cuatro manos que Anand celebró en los meses previos y posteriores, debió costarle una...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Lisa Abend

Es corresponsal de la revista Time en España. Además colabora con medios como The Atlantic, Wired y el New York Times. Su primer libro es "Los aprendices de hechicero", una investigación periodística sobre el chef español Ferran Adrià.

Agosto 2019
Edición No.210

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

VAR: Vigilar y castigar


Por Harold Muñoz


Publicado en la edición

No. 210



La FIFA implementó el videoarbitraje hace apenas un año, y tanto los jugadores como los espectadores aún intentan aclimatarse a las nuevas condiciones. Sus defensores dicen: &ldqu [...]

¿Poeta o profeta?


Por Rodrigo Blanco Calderón


Publicado en la edición

No. 204



Michel Houellebecq lo hizo de nuevo: en su más reciente novela predijo el presente político de Francia y la aparición de los “chalecos amarillos”. Un admirador de su o [...]

Cómo saber si eres un trol cultural


Por El Malpensante


Publicado en la edición

No. 208



. [...]

Collage al borde del abismo


Por Camila Builes


Publicado en la edición

No. 209



El trabajo de Ruven Afanador se ha caracterizado por la ambigüedad de sus retratos. En cambio, esta nueva serie suscita preguntas: ¿habrá otra forma de presentar a Colombia en el ex [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores