Google+
El Malpensante

Artículo

El alarmismo climático nos perjudica a todos

Solíamos burlarnos del tipo que cargaba un cartelito anunciando el fin del mundo; ahora, todos estamos de acuerdo con el “loco”. Un experto en temas medioambientales hace un llamado a la prudencia ecológica y a cuestionar el consenso apocalíptico. 

 

Ilustración de Alejandra Balaguera

 

Nota introductoria

Recientes eventos climáticos, como los incendios forestales en California, Brasil y Australia, han despertado un descomunal interés por el futuro de la biosfera y la humanidad. Hay investigadores que predicen un colapso social; activistas como Greta Thunberg que respaldan esta idea y pintan un posible apocalipsis. También hay especialistas que han rechazado el alarmismo por falta de bases científicas. Entre estos últimos está Michael Shellenberger, quien durante dos décadas se ha dedicado a estudiar y escribir sobre cambio climático, y cuya organización, Environmental Progress, ha trabajado para evitar el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global. Este artículo es una forma de profundizar en su argumentación luego de la controversia que suscitó su columna “Why Apocalyptic Claims About Climate Change Are Wrong”, publicada en noviembre de 2019 en Forbes, donde expone la falta de bases científicas de los investigadores y activistas para asegurar que los koalas se van a extinguir por culpa de los incendios de Australia o que la civilización se va acabar debido al cambio climático. A su manera, la adolescente Lauren Jeffrey desempeña aquí un papel alternativo al de Greta Thunberg.

E. M.

 

 En julio del año pasado, una de las profesoras de Lauren Jeffrey hizo un comentario fugaz sobre cómo el cambio climático podría causar un apocalipsis. Jeffrey es una adolescente de diecisiete años que va a la escuela secundaria de Milton Keynes, una ciudad de 230 mil habitantes a unos 80 kilómetros al noroeste de Londres.

–Investigué sobre el tema y pasé los siguientes dos meses muy ansiosa –me dijo Jeffrey–. Oía a los chicos a mi alrededor hablar del tema, convencidos de que el mundo se iba a acabar e íbamos a morir.

En septiembre, psicólogos británicos advirtieron sobre el impacto que las discusiones apocalípticas sobre el cambio climático está generando en los niños.

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Michael Shellenberger

Es fundador de Environmental Progress, una organización dedicada a investigar y promover formas de energías limpias y democráticas. En 2008 ganó el Green Book Award, entregado por el Centro de Escritura Científica del Instituto Stevens de Tecnología de Nueva Jersey.

Febrero 2020
Edición No.215

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

El lugar de las palabras


Por María Gómez Lara


Publicado en la edición

No. 219



Dos poemas de María Gómez Lara. [...]

El lado húmedo de la Luna


Por Juan Carlos Garay


Publicado en la edición

No. 218



Cuando Neil Armstrong puso un pie en ella solo levantó polvo pero, siglos atrás, un paisajista florentino registró los numerosos ríos y lagos de nuestro único sat&ea [...]

Doblaje (III)


Por Ezequiel Zaidenwerg


Publicado en la edición

No. 220



Una columna de Ezequiel Zaidenwerg sobre poesía y traducción.   Traducir un poema se parece a interpretar, en sus dos acepciones, una pieza de música: interpretación [...]

Puesta en escena del alba


Por Kirvin Larios


Publicado en la edición

No. 217



La historia del vestido de coronación que llevó la última Reina del Carnaval de Barranquilla, familiar de la poeta Meira Delmar, y un perfil de su diseñadora, Amalín [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores