Google+
El Malpensante

Breviario

La belleza moral de Carson McCullers

.

 

McCullers en la lente del Carl Van Vechten (1959). © Library of congress.

 

 

Las ideas, para una tradición filosófica de raíces platónicas, son las que nos permiten reconocer, en lo particular, en lo pequeño y cercano, destellos de algo más grande que nos gobierna o nos es común. Las ideas, para esta tradición, están estrechamente relacionadas con la vida moral humana, con su libertad, con la búsqueda de Dios o de una totalidad que puede tener muchos nombres. En ese sentido, y con un platonismo intempestivo, Carson McCullers habla de las ideas que subyacen a su novela inmensa y magnífica, El corazón es un cazador solitario, escrita cuando tenía alrededor de veinte años y publicada en 1940: “En algunas partes las ideas subyacentes estarán escondidas muy por debajo de la superficie de una escena, y otras veces, estas ideas se mostrarán con cierto énfasis”.

El texto que cito es una especie de guía de ruta de El corazón es un cazador solitario que escribe la misma McCullers, una visión de conjunto, asombrosamente clara, que le sirve de soporte y le da aliento para la escritura de este libro. “El resumen general de esta obra puede expresarse de manera muy simple. Es la historia de cinco personas solitarias, aisladas en su búsqueda de expresión y de integración espiritual con algo más grande que ellas mismas”.

En el proceso de escritura se le revela a McCullers que su personaje central, Singer, el único que ella no puede ver claramente al principio, como sí puede ver a los demás personajes, es un sordomudo; se le revela su mudez porque los demás le hablan y él no puede responder. Entonces ella se da cuenta: le da el título tentativo de El mudo y la escritura de la novela arranca en verdad.

En Singer no hay nada que permanezca intocado por el amor, como en Carson misma, que le ha prestado a su personaje, además, el color gris de sus ojos y el trabajo de su padre como joyero. A Mick, por su parte, otro de los personajes, una niña de doce años, Carson le ha prestado la ...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Andrea Mejía

Doctora en filosofía en la Universidad Nacional de Colombia. Ha sido profesora de los departamentos de Ciencia Política y de Filosofía en la Universidad de los Andes y profesora invitada en la Universidad Autónoma de México. En 2018 publicó la colección de relatos "La naturaleza seguía propagándose en la oscuridad".

Marzo 2020
Edición No.216

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Monopolio


Por Nicolás Rodríguez Sanabria


Publicado en la edición

No. 207



Ruedan los dados, amigos y familiares avanzan en las casillas del tablero en pos de la riqueza individual. Ignoran que su pasatiempo surgió como una herramienta pedagógica para explicar [...]

La pasión griega


Por Herberto Helder


Publicado en la edición

No. 210



Un poema elegíaco. [...]

La helada


Por Claudia Masin


Publicado en la edición

No. 211



Primer poema tempestuoso. [...]

Adán y Eva


Por Bacteria


Publicado en la edición

No. 207



La caricatura de Mayo [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores