Google+
El Malpensante

Artículo

El brazalete de Bogotá

Traducción de Andrés Hoyos

El supuesto robo de una joya, por parte de uno de los futbolistas más queridos de Inglaterra, dio origen a una intriga política poco digna del fair play.

Gerd Mueller consuela a Bobby Moore, en el partido en que Alemania eliminó a Inglaterra de la Copa Mundial de la fifa México 1970. © DPA / AFP


Hace medio siglo, el capitán de la selección de fútbol de Inglaterra, Bobby Moore, fue acusado de robar una costosa pulsera de esmeraldas en Bogotá. La selección inglesa había aterrizado en la ciudad el 18 de mayo de 1970 para prepararse en altura para el Mundial de México. Su hotel, el Tequendama, representaba el país nuevo y moderno soñado por las élites de la capital. En el vestíbulo había una joyería en concesión, a la que algunos de los jugadores ingresaron alrededor de las seis de la tarde. La asistente de la tienda, identificada en El Tiempo como “una atractiva joven que atiende la joyería Fuego Verde”, acusó a Moore y a Bobby Charlton de robar un brazalete decorado con esmeraldas y diamantes. Ellos lo negaron y mostraron los bolsillos vacíos. Tras un par de días en Bogotá el equipo voló a Ecuador donde jugaron más partidos amistosos. Moore fue arrestado y acusado discretamente cuando se detuvieron en Bogotá el 25 de mayo[1].

La imagen de Bobby Moore era la de un caballero inglés incorruptible y arquetípico, que se limpió las manos antes de recibir el trofeo de la Copa Mundial 1966 de parte de la reina Isabel II. Era un héroe popular, epítome del juego limpio y un ícono de la vida nocturna de Londres. Como comentó en ese momento su entrenador, sir Alf Ramsey, no podría haber robado el brazalete porque tenía con qué comprar la tienda entera. Su arresto fue presentado como un sucio complot de chantaje latinoamericano, con el inglés como víctima.

Aunque varios hemos investigado a lo largo de los años, no encontramos pruebas fehacientes ni confesiones en los archivos que se conservan. Los propietarios de las tiendas de esmeraldas a los que preguntamos no pueden proporcionar nada definitivo. Es plausible que Moore se haya llevado el brazalete, o que se haya ...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

JUAN CARLOS GUTIERREZ

No me deja leer las líneas posteriores ?o que se haya...? qué pasa? Si estoy suscrito.

Su comentario

Matthew Brown

Historiador enfocado en Latinoamérica. Su último libro es "El Santuario: historia global de una batalla".

Junio 2020
Edición No.219

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Proyectos de literatura


Por Agripina Montes del Valle


Publicado en la edición

No. 208



En la Manizales del siglo XIX, una intelectual debía sobreponerse a las pataletas de sus hijos y a la picardía de sus criadas para abrirse un espacio creativo en medio de las vicisitudes [...]

Fino y elegante


Por Harold Muñoz


Publicado en la edición

No. 217



El antojo de pantalones saltacharcos hace que un hombre emprenda una búsqueda. El recorrido será corto, y sus herramientas, económicas: el coqueteo inofensivo y una ropavejera de [...]

Poemas


Por Jacques Prévert


Publicado en la edición

No. 202



Tríptico  [...]

Ley de conservación


Por Mariana Spada


Publicado en la edición

No. 215



    [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores