Google+
El Malpensante

Columna

El ruido y las nueces

La redención de una plegaria

Una columna musical de Jaime Andrés Monsalve.

 

¿Cómo un tango usado por los nazis en sus pasarela de la muerte terminó convertido en un alabao del Pacífico colombiano?

 

Mi madre, que tiene la voz de un ángel y la memoria del Funes borgiano, me puso frente a este cruce de historias gracias a la conjunción de esas dos virtudes suyas. De paso me confirmó cómo la muerte es la única situación humana que se emparenta a la vez con el misterio, la maravilla y el espanto.

Junto con mis compañeros de labor en el espacio La Onda Sonora, de Radio Nacional de Colombia, invitamos una mañana a la cantadora Nidia Góngora a que nos hablara del disco Ángeles del cielo oigan mi voz, magnífico y sobrecogedor compendio de alabaos, la música devocional destinada a los oficios mortuorios en las poblaciones del litoral Pacífico. En pleno programa llegó a mi celular un mensaje de voz de Martha Eva Buriticá, mi madre, desde su Manizales, cantando los versos de la pieza para guitarra y voces femeninas con la que abrimos la entrevista:

 

El órgano en la capilla

embarga a todos de emoción

mientras que un alma, de rodillas,

pide consuelo, pide perdón...

¡Ay de mí! ¡Ay, Señor!... Cuánta amargura y dolor...

 

Pese a que ella es un cancionero andante, me llamó la atención que tuviera así de presente una letra con una vocación fúnebre tan particular y una ubicación geográfica tan determinada como las de ese canto, llamado “Plegaria”. Bastó que me revelara un dato inquietante para que un frío de cierzo me recorriera. “Es porque es un tango”, me escribió. Una búsqueda simple en internet terminó por confirmar mi sospecha.

Movido por un elevado sentido de la superstición, del respeto o directamente del terror, asumo yo, por años evité siquiera saber a qué sonaba el tango “Plegaria”. Más allá de desdeñarlo por simple, que es una de las críticas históricas que han recaído sobre él, lo tuve siempre al margen por malhadado. Hasta ahora.

El compositor Enrique Cadícamo escribió en 1975 el libro La historia del tango en París, más ponderable p...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Jaime Andrés Monsalve

Jefe musical de la Radio Nacional de Colombia. Autor de tres libros sobre tango y coautor de al menos 12 más sobre jazz, rock, música clásica y otros géneros. Miembro del comité editorial de El Malpensante.

Agosto 2020
Edición No.221

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Poemas


Por Jacques Prévert


Publicado en la edición

No. 202



Tríptico  [...]

Tal vez hoy sobre mañana


Por Amalia Moreno


Publicado en la edición

No. 216



Siete piezas de Amalia Moreno   [...]

Los conjuros de Afanador


Por Alberto Salcedo Ramos


Publicado en la edición

No. 209



¿Cómo lograr que una foto, además de congelar el momento preciso y capturar la esencia de las cosas, retrate el sonido bestial de un grupo como Systema Solar? [...]

Mecenas malpensantes


Por El Malpensante


Publicado en la edición

No. 207



Agradecemos a todos los que nos han apoyado a través de nuestro Fundraising. Recuerde que puede hacer su donación aquí [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores