Google+
El Malpensante

Artículo

Los extravíos de un feminismo banalizado

¿Vale la pena legislar al por menor el dominio de los afectos y la intimidad? Una profesora universitaria propone esquivar los dogmatismos del feminismo pop, y enarbolar las banderas del pensamiento crítico, en aras de defender con mayor eficacia a las víctimas de acoso y abuso.

Ilustraciones de Valentina Mazzanti

 

En el cuento que abre el inolvidable volumen Los culpables (2007) de Juan Villoro, un mariachi contemporáneo, presa del poderoso y sofocante lugar común del personaje nacional típico, vive una profunda crisis personal. Siempre perseguido por la prensa, sueña con que le preguntan: “¿Es usted mexicano?”, a lo cual se permite contestar: “Sí, pero no lo vuelvo a ser”. Es una respuesta onírica, del todo imposible en el mundo real, donde equivaldría al suicidio o, mejor dicho, al linchamiento social y mediático; respuesta soñada, que emerge de su inconsciente y lo deja ¡por fin! enteramente satisfecho, pleno, ¡feliz!

Ciertos lugares comunes, simplificaciones indebidas de lo que debería ser un discurso feminista, tan necesario hoy en día, me hacen sentir algo muy parecido. Soy mujer, condición que asumo con naturalidad y orgullo: jamás la vi como un inconveniente, sino más bien como una ventaja. Sin embargo, el discurso feminista masivo de hoy me hizo más de una vez cerrar los ojos y repetir con el mariachi de Villoro: “Sí, pero no lo vuelvo a ser”. Los abro nuevamente y veo las contradicciones e incoherencias de este discurso masivo, trivial, dañino, capaz de llevarla a una al borde de un fuerte conflicto identitario. Además, se autodenomina abusivamente “feminista”, siendo en realidad todo lo contrario, machista a morir.

¿Cómo llega un discurso, banalizado a través de un sinfín de reduccionismos, no solo a perder lucidez, poder comprensivo y explicativo, brillantez y dignidad intelectual, sino incluso a pervertir su esencia, su identidad, hasta el punto de servir a causas contrarias a su propia bandera?

Es un tema perturbador, que encontré tratado con audacia, perspicacia y finura por Beatriz Sarlo. Su libro Siete ensayos sobre Walter Benjamin (2011), tan sustancioso como minimalista, toma sin vacilar distancia de discursos que fueron originalmente muy valiosos, pero que luego resultaron empobrecidos e instrumentalizados por las modas culturales. Beatriz Sarlo se ríe sin ambages de los sinsentidos que producen en la esfera pública estos discursos usados irresponsablemente, de manera esn...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Diana Diaconu

Profesora asociada e investigadora del Departamento de Literatura de la Universidad Nacional de Colombia. Doctora en literatura hispánica de la Universidad Autónoma de Madrid y ganadora de la Beca de Excelencia del Gobierno de México. Su libro más reciente es Caminos a la autoficción. Ensayo sobre el significado cultural y estético de un nuevo género narrativo (2019).

Octubre 2020
Edición No.223

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fracasar como filósofo


Por Raymond Tallis


Publicado en la edición

No. 207



. [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

El equipo de fútbol de Elton John


Por Martín Franco Vélez


Publicado en la edición

No. 219



Para salvar a un equipo de tercera, y de paso la maltrecha relación con un padre ausente, el cantante compró el Watford FC. En poco tiempo, lo llevó a disputar una final de la pre [...]

Cuba: final de la utopía


Por Joaquín Villalobos


Publicado en la edición

No. 221



El fervor religioso que caracteriza al cristianismo se trasladó a los mesías, profetas e instituciones de la Revolución cubana. El infierno capitalista y el paraíso comunis [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores