Google+
El Malpensante

Perfil

Amália Rodrigues, la reina del fado

Como otras grandes intérpretes del siglo XX, esta cantante capturó en su voz el alma de un pueblo: la famosa saudade lusitana propia del fado, género al que dio un nuevo aire. Ahora que se cumple un siglo de su nacimiento, presentamos este itinerario artístico que da cuenta de su vaivén entre lo local y lo cosmopolita.

© Mural de môsieur J • Wikimedia commons

 

 

Amalia nunca pudo saber qué día había nacido. Su madre, una campesina de la sierra portuguesa, la abandonó con poco más de un año en casa de sus propios padres, que vendían frutas y verduras en el puerto de Lisboa. Eran los primeros días de julio de 1920, al final de las fiestas de los Santos Populares, y los primeros llantos de la niña se mezclaban con el eco de las procesiones, las grandes hogueras y las marchas, canciones alegres con que cada bairro quería imponerse a los demás. “Allí mismo empecé a cantar”, diría Amália, muchos años después, y no hay por qué dudarlo. Desde entonces llevaba adonde iba un aire de ceremonia, un perfume de cerezas y el sentimiento de un abandono que le “duele en el cuerpo todo” pero que ella misma no conseguía comprender.

Los abuelos la criaron a desgano y Amália creció trabajando por los callejones de la Mouraria, el antiguo barrio morisco. Sus primeras canciones fueron los pregones con que, descalza por los muelles, ofrecía naranjas a los marineros. “A veces me distraía y me iba detrás de los ciegos que pedían limosna, ansiosa de aprender melodías nuevas”. Un día la maestra del barrio se presentó ante la abuela, y aunque no pudo persuadirla de que enviara la niña a estudiar (“porque aprendió sola a leer y ya sabe más que yo”, proclamó la vieja), consiguió llevársela después de amenazar con una denuncia. Amália fue muy poco a clase, pero quedó para siempre agradecida con aquella profesora que la sobreprotegía porque le “decía que había sido muy maltratada”, y porque un día, por casualidad, la llevó al cine. Greta Garbo partió en dos la vida de la niña: la tímida menina das laranjas se volvió melodramática. “Me ponía en las corrientes de aire para quedarme tuberculosa, tomaba vinagre para que me salieran las lágrimas y corría a mirarme al espejo. No conseguí mucho –bromeaba– salvo una...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Leopoldo Brizuela

Importante referente de la literatura argentina contemporánea. Su obra incluye novelas, ensayos, cuentos, poemas, traducciones y artículos periodísticos. En vida recibió varios galardones, entre ellos, el Premio Konex en dos ocasiones, el Premio Clarín de Novela por "Inglaterra. Una fábula", y el Premio Alfaguara de Novela por "Una misma noche".

Octubre 2020
Edición No.223

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Mi yo montuno


Por Harold Muñoz


Publicado en la edición

No. 212



Un hombre va al barbero para que le muestre su yo exterior.   [...]

¿Pueden las políticas internacionales de drogas evolucionar de lo simple a lo complejo?


Por Francisco E. Thoumi


Publicado en la edición

No. 222



Tras décadas de guerra contra la droga, la producción y el consumo no disminuyen, pero sí dejan una estela de muerte por cuenta del mercado ilegal. Uno de los mayores expertos en [...]

Doce tesis sobre el necrorap


Por Nicolás Rodríguez Sanabria


Publicado en la edición

No. 212



El sample como una especie de rezo. Aquí se disecciona To Pimp a Butterfly, el “clásico instantáneo” de Kendrick Lamar, que invocó a los muertos para componer u [...]

Fidelidad de los perros


Por Tomás Sánchez Bellocchio


Publicado en la edición

No. 203



Dossier de Ficción [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores