Google+
El Malpensante

Columna

De cierta manera: Historia y matices

¿Qué poeta cachaco compuso el himno de San Andrés, Providencia y Santa Catalina?

.

 

Esta pieza de Eduardo Carranza fue la base que el poeta usó, unos años después, para el himno del archipiélago (1964)

 

El paraíso se inventó después. Antes fue el purgatorio. 

En el principio se publicaban geografías como confirmación de las patrias imaginadas; se sabía que con la definición cartográfica de un territorio se materializaba la entelequia de la nación. Pero hay entelequias que nacen enclenques o que simplemente deben asumirse, en la definición vulgar de la palabra, como “cosa irreal”. En 1827, cuando aquello que los historiadores llamaron la Gran Colombia era algo moribundo que ni siquiera los bolivarianos incondicionales socorrían, se reimprimió Noticia sobre la jeografía política de Colombia: proporcionada para la primera enseñanza de los niños en este importante ramo de su educación. El título es apenas cuestión de estilo y retórica, porque el desencanto estaba adentro. Algunos pasajes de la introducción confirman el fracaso: la guerra, las deudas, la miseria de la mayoría de los territorios, habían hecho inviable la gran nación soñada. Los mismos editores se preguntaban si reeditar la geografía –dados los tiempos– no era un acto de impertinencia patriótica. De todas formas ahí estaban los ríos, el clima, los vegetales, los animales, las montañas, la población, la agricultura, los puertos, como ejercicio para la memoria de los escolares, y también las hazañas de los que dieron su vida por la patria para el estímulo de la juventud en la que se fundaban las esperanzas de porvenir. Pero sobre el presente no había dudas: “La existencia de la República –decían– es hoy un problema, y algunos lo contemplan ya resuelto por la negativa”. 

La resaca poscolonial, las diferencias administrativas y las facciones políticas que soñaban con linderos más familiares para la nación terminaron por sacrificar el archipiélago de San Andrés y Providencia. El mencionado texto escolar lo despachó en escasas l&ia...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Javier Ortiz Cassiani

Candidato a doctor en historia por El Colegio de México. Colaborador de medios como El Heraldo, Arcadia y El Malpensante. En 2019, Libros Malpensante publicó El incómodo color de la memoria, una compilación de sus ensayos, columnas y perfiles sobre la raza negra. Este año será lanzada la segunda edición, aumentada.

Octubre 2020
Edición No.223

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Doblaje (II)


Por Ezequiel Zaidenwerg


Publicado en la edición

No. 219



Una columna de Ezequiel Zaidenwerg sobre inspiración y expiración. [...]

Tres intentos por lograr una definición del mal gusto


Por Roberto Palacio


Publicado en la edición

No. 217



¿Es mejor llevar un cocodrilo en la camisa que unos leggings con estampado de leopardo? [...]

Medidas de bienestar


Por Miminoesta


Publicado en la edición

No. 212



. [...]

La mamá del escritor


Por Santiago Gallego Franco


Publicado en la edición

No. 207



¿Quién fue Thelma Toole, a quien le debemos que La conjura de los necios, un clásico contemporáneo, haya visto la luz? [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores