Google+
El Malpensante

Columna

El ruido y las nueces

Unos Beatles que no fueron

Una columna musical de Jaime Andrés Monsalve.

 

A caballo entre el rock-and-roll y los ritmos guapachosos del Caribe, la música de Los Hermanos Ferreira llegó al mercado gringo varios años antes que la del cuarteto de Liverpool. Y, como le pasaría a los Beatles unos años después, el grupo colombiano tuvo una oportunidad de oro en el show de Ed Sullivan.

De izquierda a derecha,  Álvaro, Luis Carlos, Néstor Alfonso y Richard, Los Hermanos Ferreira. 

 

Cuenta la historia que en los albores de los años sesenta llegó por primera vez a Nueva York cierto cuarteto de jóvenes músicos, ávido de conquistar el mundo. Tenían una cita en The Ed Sullivan Show, espacio televisivo en vivo cuya emisión promedio superaba los doce millones de espectadores. Era el momento culmen de una asombrosa visita en la que atendieron prensa especializada, se codearon con algunas luminarias que les manifestaron su admiración y recorrieron otras ciudades de Estados Unidos, logrando captar la atención del público, en especial el femenino.

No llegaron a ser los Beatles, pero sí vivieron el mismo sueño con tres años y poco más de antelación.

Hace seis décadas exactas, el 20 de noviembre de 1960, los jovencísimos hermanos Ferreira Pinto se encontraban dispuestos, pañoleta al cuello y camisa de manga abullonada, para tocar frente al público que esa noche ya había disfrutado de la voz de Connie Francis y de las monerías de Jerry Lewis. Llegaron hasta esa instancia, un sueño para cualquier artista de medianas ambiciones, gracias al contacto que hiciera con el padre –y apoderado de la agrupación– un sorprendido cazatalentos de la American Federation of Musicians que los vio tocar en el Teatro Puerto Rico, lugar por excelencia para los espectáculos latinos en la Gran Manzana.

A Nueva York llegaron luego de pisar Miami en noviembre de 1959 directo de La Habana, de donde salieron despavoridos tras las revueltas por la desaparición de Camilo Cienfuegos. Fue una escala más en el viaje internacional de los pequeños Richard, Luis Carlos, Álvaro y Néstor Alfonso, “Kiko”, junto con el paterfamilias, Luis Carlos Ferreira. Ya habían recorrido Ecuador, Perú, Chile y Argentina, y de ahí habían dado el salto a México, Centroamérica y Cuba, en una gira iniciada en enero de 1958. En Miami compraron, por doscientos dólares, una des...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Jaime Andrés Monsalve

Jefe musical de la Radio Nacional de Colombia. Autor de tres libros sobre tango y coautor de al menos 12 más sobre jazz, rock, música clásica y otros géneros. Miembro del comité editorial de El Malpensante.

Noviembre 2020
Edición No.224

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Alejandro Durán, el rey que se destronó a sí mismo


Por Mariamatilde Rodríguez Jaime


Publicado en la edición

No. 205



De las manos curtidas del Negro salieron tantos arrullos de amor como notas de rebeldía, canciones de protesta contra otros reyes menos musicales y más injustos. [...]

Frijoyera


Por Xandra Uribe


Publicado en la edición

No. 217



Amada leguminosa, protagonista de cuentos de hadas y platillos alrededor del mundo, el nutritivo fríjol tiene una ignorada faceta ornamental que ha brotado en las pasarelas más emperifol [...]

Lo roto precede a lo entero


Por Cristina Rivera Garza


Publicado en la edición

No. 212



Y antes de los fraccionarios estaba la unidad. [...]

Thomas


Por Kjell Askildsen


Publicado en la edición

No. 215



Traducción de Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo.   La repentina aparición de un peón en la puerta de su casa pone en jaque a un rey envejecido. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores