Google+
El Malpensante

Breviario

Decálogo de responsabilidad artística

Siga este dechado de buenas prácticas estéticas para hacerse a un buen nombre en su galería de confianza.

Un juez sentenció a un artista, y este se adjudicó la condena. 

Un artista fue obligado por la Corte Suprema de Justicia a admitir públicamente la responsabilidad por su obra. El artista, entonces, presentó un nuevo proyecto ante el jurado. 

Es sabido que en un sistema democrático la responsabilidad del artista acaba donde comienza la responsabilidad de otro artista. 

De hecho, por más que haga pataleta, el artista no puede adjudicarse la responsabilidad por su obra. Bien lo explicó Fidel en el alegato de su autodefensa: La historia me absolverá. 

Un niño de cinco años admitió ser coautor del Cuadrado negro. Me gusta el negro, aseguró el menor mientras era llevado a una comisaría de familia. Los otros colores me parecen cursis, aseguró. 

Hablo en nombre de mi apoderado, respondió un artista luego de que el juez lo acusara de haberse apropiado de experiencias ajenas. 

Después de encontrarse en Google, un artista puso en su taller un letrero que decía: No olvidés sonreír. 

Mientras que otro artista escribió en Facebook: Yo es selfie. 

Como muestra de buena fe, un colectivo de artistas se presentó a la Comisión de la Verdad y juró decir la verdad y nada más que la verdad. Entonces aceptaron la responsabilidad de su obra, el magnicidio de Dios, con la mano puesta encima de una biblia esterilizada con agua bendita. 

Finalmente, para que nadie pudiera contradecir la verdad dejando otras verdades en el aire, el colectivo de artistas enterró un manifiesto apócrifo.

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Harold Muñoz

Ganador del Premio Nuevas Voces Emecé-Idartes con su novela "Nadie grita tu nombre" (2017). Hizo parte de la redacción de El Malpensante. Cursa una maestría en artes en la Universidad de los Andes.

Noviembre 2020
Edición No.224

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Concluir el cuadro


Por Joaquín Mattos Omar


Publicado en la edición

No. 215



Gracias a los avances de la medicina, dentro de poco quienes cumplan setenta se sentirán como treintañeros. ¿Qué haremos con el tiempo de sobra? [...]

El Capote


Por


Publicado en la edición

No. 204



De los mejores de la literatura rusa. (Cuento no incluido en la edición impresa) [...]

El país de las dos mil fosas


Por Marcela Turati


Publicado en la edición

No. 212



. [...]

El que busca encuentra


Por Juan Gaviria


Publicado en la edición

No. 225



Cuarta entrega de la serie de nuestro ilustrador invitado. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores