Google+
El Malpensante

Margaritas

Desojan margaritas

En este número Margarita Posada y Marcela Garzón

© Corbis

Me gusta mucho

Hacer listas inútiles. Por ejemplo, de cosas que me gustan, como poner el iPod en random y descubrir que tengo en mis manos canciones que adoro y nunca oigo; leer las etiquetas de los champús en voz alta mientras me baño, con voz de locutora; que me inviten a fiestas de casa, en donde uno puede intervenir la música; intervenir la música; los brunchs, y arrancarme las uñas de los dedos del pie entre las cobijas, haciendo contorsiones para alcanzarlos. Y me gustan el spanglish y el portuñol y el francoñol, while speaking in spanish (y sin cursivas ni distinciones). Es cierto que algunas de estas palabras o expresiones tienen su equivalente en español, pero a veces el idioma en el que uno las dice, e incluso el click mismo a otra lengua, hace que tenga más potencia la expresión. He descubierto que incluso utilizar expresiones muy españolas, por ejemplo, es casi lo mismo que cambiar de idioma. Así que lo siento por esos que creen que es una deformidad del idioma, una amenaza para el castellano. Yo, a mis vaqueros, los llamo jeans, sin agüero, aunque a muchos les parezca un bluff cosmopolita innecesario. Say no more.
  
Poquito
Los estatus de la gente en Facebook. Debo admitir que me he vuelto una voyerista de patrañas gracias a esa extraña pulsión que la gente tiene de avisarle al mundo qué está haciendo, con quién está y hasta cómo se siente. Aunque siempre que abro el Facebook es lo primero que miro, noto que más bien pocos son capaces de atrapar mi atención más allá del segundo que me toma su lectura, y hasta me da rabia perder tanto tiempo, pues lo cierto es que no todos somos copys (como dicen los publicistas) lo suficientemente buenos como para hacer eslógans cautivadores cada doce horas de nuestras vidas, por lo cual recomendaría que la gente solo cambie su estatus cuando verdaderamente tenga algo, no interesante (pues todas nuestras vidas están hechas de tonterías), pero al menos ingenioso. Lo que menos me gusta, o más bien me aterra de esos estatus es que me hacen pensar en lo jodidamente necesitados de atención y en lo jodidamente solos que estamos todos. Como puso un amigo mío en su propio estatus: la ropa sucia se ...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Marcela Garzón

Es parte del staff de El Malpensante.

Abril 2009
Edición No.96

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

El aperitivo


Por Karim Ganem Maloof


Publicado en la edición

No. 206



Una historia de suspenso sobre Lucky Peach [...]

Bitácora


Por Danielle Lafaurie


Publicado en la edición

No. 209



Un recorrido por los parajes que visitó Ruven Afanador mientras tomaba las fotos que componen este especial. [...]

Growing up americano


Por Christopher Tibble Lloreda


Publicado en la edición

No. 203



La outside story de un hombre criado como extranjero en su propio país, contada en el spanglish que le es natural. [...]

La abolición del lector


Por Jaime Alberto Vélez


Publicado en la edición

No. 207



. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores