Google+
El Malpensante

Frank Schirrmacher

Alemania, 1959

Editor

Actualmente es coeditor del periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Ciencia y tecnología

Las promesas incumplidas de internet

Frank Schirrmacher

En la era de internet todos pueden hacerlo todo. Todos pueden ser a la vez editores, autores y periodistas. Todos pueden participar, todos pueden ganar dinero. Ese es el mantra. Aunque ninguna de estas afirmaciones ha probado ser correcta, todavía hay quienes las repiten como loros. ¿Quién se beneficia en realidad de esta ideología?  [...].

Edición Actual

N° 221

Agosto 2020

Nuestro Archivo

1 de 4

Anatomía del color local


Por Mariana Gaviria


Publicado en la edición

No. 217



Los diseñadores locales Francisco Jaramillo, Susana Mejía y Carolina Agudelo demuestran que las posibilidades cromáticas aún no están agotadas, y que también [...]

Desmontando el eterno femenino


Por Gabriela Bustelo


Publicado en la edición

No. 217



Escritora extraordinaria y símbolo de empoderamiento, George Eliot logró desarmar los mecanismos de la literatura rosa para burlarse de ellos; de la forma en que la figura de la mujer er [...]

Doblaje (III)


Por Ezequiel Zaidenwerg


Publicado en la edición

No. 220



Una columna de Ezequiel Zaidenwerg sobre poesía y traducción.   Traducir un poema se parece a interpretar, en sus dos acepciones, una pieza de música: interpretación [...]

Gurreños


Por Diana Londoño


Publicado en la edición

No. 220



Un pueblo feo y orgulloso, que mira con desdén el turismo y sus falsas promesas.   [...]

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito