El Malpensante 245

Los fantasmas se pierden y se vuelven a encontrar en una nueva edición de El Malpensante, la 245. Cubierta de Felipe Barreiro.

En esta ocasión empezamos el viaje topándonos con un animal extinto mediocremente resucitado en “Dodo”, un cuento de David Ríos ilustrado por Ana Sophia López Ocampo.

Póngale un poco de música al recorrido con “Un colombianito con cara de foca”, la nueva entrega de la columna musical de Jaime Andrés Monsalve que escudriña los rumores de la supuesta nacionalidad colombiana del Rey del mambo, Dámaso Pérez Prado. Y suba el volumen para escuchar la intensa conversación que surge en “De Ricoeur a Maquiavelo”, una entrevista con François Dosse, el reconocido historiador francés, por David Noria.

Pruebe algo dulce en el camino con “Viaje a los orígenes del cacao”, de la mano de Crepes&Waffles, el novelista Alonso Sánchez Baute y la ilustradora Raquel Páez Guzmán. El viaje continúa con poesía: los poemas del chileno Raúl Zurita escritos en el cielo y leídos en “Lo que dura en el aire una palabra”, por Fabián Espejel, y “Un caparazón de píxeles”, cuatro poemas de Diego Armando Peña inspirados en películas de Akira Kurosawa.

Seguimos con “La inmoral Lady Paget”, un perfil de una joven inglesa que emprendió un viaje para desafiar las costumbres, por Fernando Salamanca. Y para seguir alzando vuelo, asómese “Por la ventana”, la columna literaria de Andrés Hoyos, con “La semilla”, una nueva entrega que se pregunta por el germen de una historia.

Empezamos a aterrizar con tres historias que nos vuelcan en la realidad. Presencie la guerra entre la democracia y el nihilismo con “En Ucrania está el futuro”, por Timothy Snyder. Después, abra espacio para los vacíos que dejó la reciente partida del poeta mexicano David Huerta y del escritor español Javier Marías en “Dos monedas para el barquero”, por Jesús Silva-Herzog Márquez. Y antes de bajarse, agárrese de la silla para descubrir los cambios de máscara de un personaje que nació para delinquir en varios idiomas y latitudes en “Pedro Navaja en el Barroco”, por Daniela Peña Jaramillo.