Lo malo de la plenitud es que nunca se colma.”

Publicado por noel olivares