Diciendo Darwin a los europeos cómo descienden del mono los ha dejado sin Dios y aferrándose, a fuer de aristócrtas de la especie, a la distinción presunta del spleen. ¿Qué nueva prebenda de dignidad reclaman con esta vencida salida de emergencia?”

Publicado por Leo Castillo