Un fotógrafo en la Colina

En la formación de un fotógrafo no parece esencial el paso por la academia. Los padres, los viajes, las fiestas, la pintura y los amigos fueron la escuela de Hernán Díaz, uno de los más finos del país.

 

POR Guillermo Angulo

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Guillermo Angulo

Fue director del periódico 'Ciudad Viva' y actualmente regenta la Orquidiócesis de Tegualda.