Elogio del insomnio

No pegar los ojos en toda la noche puede convertirse en una pesadilla. Para el autor de esta nota, en cambio, el insomnio es un dulce regalo y amanecer despierto un asunto que no le quita el sueño.

POR Alberto Ruy-Sánchez

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Alberto Ruy-Sánchez

Su última novela es Quinteto de Mogador

CONTENIDO DEL AUTOR QUE TE PUEDE INTERESAR