Austeridad inculta

En momentos de crisis, la cultura suele ser una de las primeras damnificadas. Un dramático recorte presupuestal en Portugal y el cierre de varios centros culturales tienen implicaciones que van más allá de los económico y lo artístico.

 

POR Michael Marder

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Michael Marder

Filósofo y profesor de la Universidad de país Vasco. Escribe sobre fenomenología, filosofía política y temas ambientales. Este mes, Columbia University Press publicará su libro Energy Dreams: of Actuality