La lección del bloguetariado nacional

Como una sal de frutas, la combativa efervescencia de los blogs en sus primeros días parece haber terminado disuelta en humo, en sombra, en nada. 

POR Alejandro Peláez Rojas

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Alejandro Peláez Rojas

Columnista de la revista online La Silla Vacía.