Escribir para ganar

Las carreras literarias –al igual que las de atletas, carros y caballos– cada vez apuntan más a los objetivos de vencer a los rivales, ocupar un lugar en el podio y ser coronado con laureles en las primeras páginas de los diarios. ¿Qué implicaciones ha tenido para la literatura este cambio en la finalidad del solitario ejercicio de escribir? 

POR Tim Parks

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Tim Parks

Radicado en Italia hace más de treinta años. Ha publicado una docena de novelas, entre las cuales se destaca 'Europa'.

CONTENIDO DEL AUTOR QUE TE PUEDE INTERESAR