Los extraños rumbos de Doctor Strange

Flaco, de manos enclenques y con poderes puramente mentales, uno de los héroes más atípicos de Marvel Comics se ha convertido en personaje de culto para lectores de generaciones separadas por décadas. Su concepción y sus más disímiles reinterpretaciones no habrían sido posibles sin imaginerías sacadas  de la manga de Stan Lee, talentosos dibujantes y buenas dosis de LSD.

POR Juan Carlos Garay

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Juan Carlos Garay

Autor de la novela "La nostálgia del melómano". Actualmente es el realizador del programa radial "La Onda Sonora", que transmite Radio Nacional de Colombia.