Álbum de la literatura colombiana

Fernando González y mi padre

.

POR El Malpensante

El habitante de Otraparte, Fernando González, le dio esta foto autografiada a mi papá, Bernardo Londoño Villegas, en 1931. Cuando la encontré en una caja, hace pocos años, la críptica caligrafía con la que el escritor antioqueño firmó el reverso me planteó dudas sobre su identidad, pero las aclaré fácilmente al reparar en sus inequívocas orejas puntiagudas. Aunque en la dedicatoria González se dirige a mi papá como “empresario”, su vocación verdadera era la literatura. El autor también hace alusión a un encuentro en “Bogotá durante una temporada teatral”, pero a mí me resulta más natural imaginarlos juntos en Manizales, la tierra de mi padre, reunidos en la Editorial Zapata, tertuliadero de intelectuales, como lo eran Silvio Villegas y Gilberto Alzate Avendaño. El escenario es más que probable pues allí se editaron varias obras de González, además de que para esos años vivía en Manizales un hermano suyo. Todo indica que la foto fue tomada en el despacho del autor, en Envigado, al parecer para una publicación en la prensa local sobre su libro Mi Simón Bolívar. Los desnudos al fondo y la cálida atmósfera me hacen pensar, más que en una oficina de abogado, en un estudio como el que tenía mi padre. Después de todo, en Bogotá, Manizales o Envigado, el lugar de encuentro entre ambos siempre fue la poesía.

ACERCA DEL AUTOR


Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme