Google+
El Malpensante

Ilustración de Luis Echavarría

 

Para Salvador Fleján

Hit me, clown.

Korn

 

Archivos Olvidados. Así se llamaba el blog.

Aquel lunes, Alex Bell había llegado temprano a la redacción para actualizarlo, aprovechando las horas serenas que arrullaban la sede del periódico hasta las diez de la mañana. Tenía entre manos la segunda entrega de lo que los lectores, después de muchos comentarios, bautizarían espontáneamente como “El episodio del policía erótico”.

Las fotos mostraban a un funcionario de la Policía Metropolitana en ropa interior, con el chaleco antibalas y el casco puestos y con la pistola en mano. Habían causado furor. Tanto, que Alex Bell llegó a dudar de la conveniencia de publicar la segunda tanda, aún más comprometedora que la primera.

Gracias a esas fotos la cantidad de lectores se había disparado. Sin embargo, ni los habituales ni los nuevos seguidores se habían preguntado por eso que en las artes visuales se llama “perspectiva”. Quizás pensaron que el policía se las había tomado a sí mismo. O que, a lo sumo, había sido alguna amante con debilidad por los hombres en uniforme. Nadie parecía contemplar otra posibilidad.

No había sentido una emoción tan fuerte desde la primera vez, en un cibercafé del centro de Caracas, cuando tuvo la ocurrencia de abrir la carpeta de archivos temporales de la máquina que estaba usando. El hallazgo (las fotos de una fiesta de quince años, cuyo decorado era una adaptación de La bella y la bestia) y la necesidad de difundirlo se transformaron en un impulso que concretó en ese mismo instante. Creó el blog en aquel roñoso cibercafé y lo tituló de la manera más transparente que pudo: Archivos Olvidados. Un pervertido homenaje a la intimidad que quedaba varada en el limbo de una computadora tan anónima como sus usuarios.

Alex Bell se dispuso a terminar su labor. La noche anterior había escrito los textos que acompañaban las imágenes: descripciones detallistas, irónicas e inclementes de las posturas, las vestimentas y los gestos del policí...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Rodrigo Blanco Calderón

Actualmente realiza estudios de doctorales de lingüística y literatura en la Universidad de París XIII. En 2016 recibió el Premio Rive Gauche à Paris al libro extranjero por su primera novela The Night.

Septiembre de 2017
Edición No.189

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

¡Viva la revolución!


Por Malcom Deas


Publicado en la edición

No. 204



Así se llama el último libro de Eric Hobsbawm sobre Latinoamérica, que un colega cáustico desmenuza y destruye con celo de historiador. Dos versiones británicas de n [...]

Elegía matinal


Por Ana Blandiana


Publicado en la edición

No. 211



Segundo poema tempestuoso. [...]

Hasta la raíz


Por Sorayda Peguero Isaac


Publicado en la edición

No. 212



. [...]

Carta de un escritor advenedizo a Eduardo Halfon en la que Fëdor Dostoievski responde a todas las preguntas bañado en lágrimas


Por Mauricio Polanco Izquierdo


Publicado en la edición

No. 208



Un escritor caleño empobrecido en el primer mundo despierta de un coma y lee a un colega guatemalteco. Mientras, su novia con gonorrea lo acecha. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores