Un lanzamiento de otro mundo

Cómo hicimos el disco de oro de las Voyager

Las famosas sondas espaciales lanzadas en 1977 son como palomas mensajeras. En su pico llevan un mensaje para los extraterrestres: en este planeta somos seres vivos que se alimentan, se reproducen y escuchan canciones de blues cuando se sienten tristes.

POR Timothy Ferris

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Timothy Ferris

Fue periodista y editor de Rolling Stone. Ha publicado una docena de libros, "Coming of Age in the Milky Way" (1988) le valió una nominación al Premio Pulitzer. En 1986 fue candidato para viajar en el transbordador espacial Challenger.

CONTENIDO DEL AUTOR QUE TE PUEDE INTERESAR