Gilberte Beaux prefiere dar las órdenes

Banquera en Francia, petrolera en Guatemala, estanciera en Argentina. La intuición y la astucia de esta mujer de 90 años, que comenzó su carrera como mecanógrafa en un banco, la llevaron a erigir un emporio entre estupefactos tiburones financieros.

POR Renée Kantor

Gilberte Beaux junto a su única hija, Nathalie.

Gilberte Beaux junto a su única hija, Nathalie.

ACERCA DEL AUTOR


Renée Kantor

Radicada en Francia, trabaja como periodista independiente. Ha escrito para las revistas Etiqueta Negra y Página 1/2