El senador y los payasos

Las conexiones metafóricas entre el Senado colombiano y un circo podrían llegar a ser tan numerosas como hilarantes. Más allá de la caricatura, desempolvando periódicos viejos, el autor de esta nota encuentra un nexo histórico, real.

POR Pablo Arango

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Pablo Arango

Es profesor de filosofía en la Universidad de Caldas. Ha publicado los libros 'De la belleza y otros caprichos de conservador' (Universidad de Caldas, 2006) y 'Grandes borrachos colombianos. Vol .1' (Editorial Libros Malpensante, 2016)