Cuando el patio era una fiesta

Texto y fotografías de Sorayda Peguero Isaac.

 

 

Amparada en la figura tutelar de Emily Dickinson y su herbario, una mujer recuerda la avidez con que solía atesorar los trozos de paisaje en forma de hojas y plumas que se encontraba en su patio. Ahora, ya adulta, retoma su vieja relación con la naturaleza, como dos amigas que se reconcilian con los años.

 

POR Sorayda Peguero Isaac

Cuando el patio era una fiesta

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Sorayda Peguero Isaac

Reside en Barcelona. Es columnista de "El Espectador".

CONTENIDO DEL AUTOR QUE TE PUEDE INTERESAR