La muerte les habla mal de mí a los vecinos

Parecía que, después de tantos años burlándose de la Parca, Jaime Jaramillo Escobar escaparía de su guadaña por otro tiempo. Este año ella no le quiso permitir más la guachafita. Acá una breve nota para despedir al poeta cuya rebeldía radicó en ser el único bien portado entre la díscola cofradía nadaísta que lo rodeaba.

POR Joaquín Mattos Omar

Jaime Jaramillo

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Es columnista de El Heraldo. En 2010 obtuvo el Premio Simón Bolívar. Ha publicado las colecciones de poemas Noticia de un hombre (1988), De esta vida nuestra (1998) y Los escombros de los sueños (2011). Su último libro es En la madriguera del genio. Crónicas y ensayos sobre García Márquez (2015).