Una república de abejas

A mediados del siglo xix, un historiador de profesión y naturalista diletante publicó en Francia un compendio de milimétricas descripciones sobre el quehacer de las abejas, en tiempos en que no existían las cámaras trampa ni los documentales de National Geographic. Los siguientes fragmentos, además de ser una mirilla hacia el laborioso –y hasta políticamente complejo– mundo de estos insectos alados, también son enternecedores relatos que no parecen haber sido escritos con tinta sino con la miel más dulce.    

POR Jules Michelet

abejas

Ilustraciones de Ricardo Zokos

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Historiador y ensayista. Su obra más importante, Historia de Francia, introdujo el término “Renacimiento” para nombrar el periodo histórico en Europa durante los siglos xv y xvi. Además de desarrollar su vocación como historiador, Michelet escribió extensamente sobre naturalismo. De ahí sus libros El pájaro (1856), El mar (1861), La montaña (1868) y El insecto (1857), de donde provienen estos fragmentos dedicados a las abejas.

CONTENIDO DEL AUTOR QUE TE PUEDE INTERESAR