Vestir un latido

Aunque el sistema moda ha dejado ver desde hace años las costuras de sus malas prácticas ambientales, surgen nuevas propuestas para conjurar aquel lado oscuro. Es el caso de estos tres proyectos de biodiseño, creados por estudiantes colombianos que emplean materiales orgánicos tan insospechados como el excremento de los pájaros.

 

POR Andrea Mejía Fajardo

Retazo de tela teñida con tintes de SauColors.

Retazo de tela teñida con tintes de SauColors.

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Andrea Mejía Fajardo

Tiene estudios en diseño de moda en el Private Mode Schule Düsseldorf de Alemania, periodismo en la Universidad Pontificia Bolivariana y una maestría en ciencia política en la Universidad de los Andes. Es conferencista y columnista de análisis, sobre sostenibilidad y economía circular en la moda, en El Espectador y La Silla Vacía.

CONTENIDO DEL AUTOR QUE TE PUEDE INTERESAR