Google+
El Malpensante

Ficción

Aeropuerto

Un cuento de Juan Gabriel Vásquez

Ilustración de Hillary Younglove

Creo que fue en septiembre de 1998, pero ahora las fechas se mezclan en mi cabeza, y soy incapaz de asegurar que los hechos no hubieran sucedido antes del verano. Yo seguía viviendo en París y, aunque en ese momento no lo supiera, estaba a punto de dejar la ciudad, en parte por la dificultad de encontrar formas de ganarme la vida. El año anterior había publicado una novela de ciento veinte páginas en una pequeña editorial colombiana, y al año siguiente aparecería la segunda, pero mi economía era la de un estudiante. Ésas eran las circunstancias cuando recibí, un viernes, una llamada que al principio me costó un poco comprender: me hablaba del próximo domingo, de un café del norte de París, de un bus que me esperaría a las siete de la mañana, y solo entonces recordé que M, mi novia, había pasado varias semanas atrás por la Librería Española de la rue de Seine, y había encontrado en el tablero de anuncios un papelito blanco donde se leía:

 
HOMBRES Y MUJERES 25-30 AÑOS, ASPECTO LATINO,
SE REQUIEREN COMO EXTRAS DE UNA FILMACIÓN.
500 FRANCOS UNA JORANADA.
NO SE PRECISA EXPERIENCIA.
 
Sin decírmelo, sin duda previendo mi escepticismo o mi negativa directa, M había mandado la foto y el breve currículum que pedían los productores, y ahora la voz que me hablaba desde el otro lado del teléfono me informaba que había sido escogido, y se sorprendía ligeramente al escuchar la desidia en mi voz en vez de la gratitud a la que sin duda estaba acostumbrada. Y fue tal vez por eso que me preguntó si sabía de qué filmación se trataba. “Me da un poco lo mismo”, le dije, “no soy actor, no sé estar frente a una cámara”.
“Ah, pero no es una cámara cualquiera”, me dijo ella. “Es la de Polanski. Es la última película de Polanski”.
Eso, por supuesto, lo cambiaba todo. El sábado pasé un par de horas recorriendo las tiendas de películas de segunda mano, y durante la tarde volví a ver Ro...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Gabriel Vásquez

Recibió en 2011, el Premio Alfaguara de Novela por 'El ruido de las cosas al caer'.

Septiembre de 2009
Edición No.101

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Anatomía del color local


Por Mariana Gaviria


Publicado en la edición

No. 217



Los diseñadores locales Francisco Jaramillo, Susana Mejía y Carolina Agudelo demuestran que las posibilidades cromáticas aún no están agotadas, y que también [...]

Cartapacio


Por Orlando Echeverri Benedetti


Publicado en la edición

No. 203



Cada una de estas notas es el germen de un gran texto. El autor de esta bitácora, escarbador de profesión, las ofrece para otros curiosos que, como él, quisieran escribirlos. [...]

El lago


Por Eduardo Halfon


Publicado en la edición

No. 216



El agua hiede, se ve verde. Un hombre vuelve al lago de su infancia para constatar que este se ha convertido en un vertedero, un caldo que bulle como una herida abierta de la guerra civil en Guatemala [...]

La silla varada


Por Jacobo Cardona Echeverri


Publicado en la edición

No. 213



El tamaño de las cosas es uno de los cortometrajes seleccionados para participar en la Competencia Nacional de la próxima versión del festival Bogoshorts, en diciembre. Es, sin lu [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores