El gran enigma chino

Para ser la primera economía del mundo, China debe desarrollar vigorosamente su mercado interno y al mismo tiempo seguir siendo una gran potencia exportadora. ¿Podrá su actual dirigencia conciliar ambos propósitos?

POR Andrés Hoyos

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Andrés Hoyos

Es columnista de El Espectador y fundador de la revista El Malpensante.