Señoras y señores

A los amigos del “lenguaje incluyente” los entusiasman las redundancias. ¿Vale la pena utilizarlas o es mejor renunciar para siempre a esas supuestas innovaciones?

POR Gabriel Zaid

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Gabriel Zaid

Su último libro, publicado por Debate en 2013, se titula 'Dinero para cultura'.