Contar la barbarie

Desde el siglo XIX, la narración de los conflictos en Colombia se ha apoyado con reteñido acento en las fuentes militares. En tiempos recientes, los periodistas han tenido el desafío de retratar una confrontación irregular y de baja intensidad. El resultado de su trabajo es un registro amplio y valiente, pero salpicado de lagunas y carente de matices para comprender mejor una larga y compleja historia de violencia.

 

POR Camilo Sánchez

Contar la barbarie

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Politólogo y periodista. Colaborador habitual de El País de España.