Rolando ya no está

Rolando Pérez salió de La Habana buscando un nuevo horizonte en Cartagena y se encontró con una amarga versión de lo mismo. Fue brutalmente asesinado y, diez años después, el crimen impune desnuda la nada silenciosa discriminación contra la comunidad LGBTI.

POR Teresita Goyeneche

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Teresita Goyeneche

Fue finalista del concurso Excelencia Periodística de la Sociedad Interamericana de Prensa en 2017. Es columnista de La Silla Vacía y ha colaborado con medios como Vice y con la cadena Univisión.