El paso del huracán Cugat

EL RUIDO Y LAS NUECES

 

Empujados por los vientos del norte, Xavier Cugat y su combo arribaron a tierras colombianas para emular con sus instrumentos los aires del trópico. Pero la brisa se convirtió en vendaval cuando los chubascos en medio de los conciertos, varios retrasos en sus presentaciones y la ponzoña de sus detractores nublaron los pronósticos que generaba aquel catalán considerado, a mediados de los años cincuenta, el epítome de la música latina.

POR Jaime Andrés Monsalve

El multifacético Cugat dibuja una caricatura de sí mismo en Nueva York. La captura fue hecha ente 1946 y 1948 por el célebre fotógrafo William P. Gottlieb.

© william p. gottlieb collection / library of congress

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Jaime Andrés Monsalve

Jefe musical de la Radio Nacional de Colombia. Autor de tres libros sobre tango y coautor de al menos doce más sobre jazz, rock, música clásica y otros géneros. Miembro del comité editorial de El Malpensante.