El ruido y las nueces

Woody Herman y una iniciación al jazz

Mientras que en otras latitudes el jazz de los años cincuenta alcanzaba el pináculo de su pirotecnia sonora, aquí nos rendíamos ante un conservador clarinetista que hasta ahora adentraba al público criollo en el género. Porque acá, como decía el poeta Julio Flórez, todo nos llega tarde, hasta la muerte.

POR Jaime Andrés Monsalve

Woody Herman tocando su clarinete en el Carnegie Hall de Nueva York (1946). © william p. gottlieb

Woody Herman tocando su clarinete en el Carnegie Hall de Nueva York (1946). © william p. gottlieb

Este contenido es solo para suscriptores

Si ya eres un suscriptor inicia sesión acá

Si aún no eres un suscriptor, te invitamos a ser parte del Malpensante

Suscribirme

ACERCA DEL AUTOR


Jaime Andrés Monsalve

Jefe musical de la Radio Nacional de Colombia. Autor de tres libros sobre tango y coautor de al menos doce más sobre jazz, rock, música clásica y otros géneros. Miembro del comité editorial de El Malpensante.